¿Cómo derrotar a Caronte en God of War: Chains of Olympus?

Uno de los enemigos más complicados de vencer en el God of War: Chains of Olympus sin lugar a dudas es Caronte.

En esta oportunidad te estaremos ayudando, enseñándote a como vencer a Caronte en el God of War: Chains of Olypus.

Continúa leyendo este apartado y pon en práctica lo que te enseñaremos las técnicas a continuación.

Derrotar a Caronte

Al llegar al área de batalla nos encontraremos a Caronte con su especie de hacha mágica, dispuesto a vencernos.

Si es la primera vez que luchas contra él, te recomiendo que observes sus movimiento y los ataques que realiza, eso sí, intenta cambiar de lugar para evitar los ataques que hace.

Ahora bien, con nuestro personaje de Kratos vamos a realizar ataques constantes, sobre todo el ataque en donde Kratos da vueltas y esquivando los golpes de Caronte.

Cada vez que puedas utiliza el ataque especial de golpes de Kratos, en donde se agranda y da varios puñetazos seguidos.

Generalmente luego de cada ataque que hagas, Caronte te va a atacar, puedes realizar dos cosas, la primera es alejarte y evitar que  te toque y la segunda es protegerte del golpe.

Cuando Caronte sienta que ha recibido muchos golpes, se va a teletransportar hacia otro lado de la arena y te va a lanzar tres bolas de fuego, estas bolas puedes agarrarlas antes de que te golpeen y lanzárselas de vuelta a Caronte.

Punto clave

Al golpear a Caronte y dejarlo con aproximadamente la mitad de la vida, él se va a teletransportar hacia unas columnas de fuego que están a la derecha golpear una de las columnas a destruirla para recargar vida.

En ese preciso momento debes. Debes realizar este mismo proceso hasta destruir las tres columnas de fuego.

Cuando destruyas las columnas, Caronte estará debilitado por lo que nuestro personaje aprovecha para clavarle su propia espada y quitarle aún más vida, pero no acaba aquí.

Caronte con poca vida, vuelve al ruedo y nos ataca, pero ahora lo hace con bola de fuego. Para vencerlos debemos agarrar esas bolas fuego y lanzárselas a él hasta matarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad