Como Derrotar a Hydrus (dragón Marino) en Shadow of the colossus

Para encontrar al Coloso Hydrus en Shadow of the colossus tomaremos un camino similar dónde nos dirigimos al tercer Coloso pero para sacarnos esta duda apóyate de la espada para dirigirte a la dirección correcta.

El camino puede resultar confuso, por ello deberás apoyarte de la espada para ir en la dirección correcta sin perder tanto tiempo en tomar un camino incorrecto ya que pasaremos por zonas algo confusas.

El escenario donde se desarrolla el combate de este Coloso es en el agua. Su característica principal es que se lleva muy bien con la electricidad, con ella puede defenderse con espinas electrificadas.

Digamos un escenario precioso donde debemos bajar por una torre para acercarnos al nivel del agua y debemos lanzarnos al agua para qué este Coloso nos encuentre.

Su particularidad o lo característico de este coloso son sus espinas eléctricas que iluminan bajo el agua con la que debemos buscar la manera para sujetarnos de este colosos y que la emoción comience.

Este colosal no saldrá totalmente a la superficie, debemos observar que realiza un movimiento de subir y bajar, al mismo tiempo que nos rodear para intentar hacernos daño con sus espinas. Cuando realice el movimiento de subir y bajar, después que pase la última espina electrificada debemos acercarnos porque es ahí donde la cola sale a la superficie en ella podemos sujetarnos.

Si logramos sujetarnos, la dinámica comienza y este momento el coloso aumentará su velocidad así como diferentes movimientos que impedirán que avancemos de manera rápida.

Debemos esperar ya que el coloso se mantendrá a la superficie por momentos pausados, paciencia que debemos caminar para acercarnos a la primera marca que se encuentra en la última espina electrificada.

El objetivo a primeras es inútilizar la espina y posteriormente dirigirnos a la segunda haciendo el mismo daño para que éste quede desutilizada.

Pon atención a vuestra energía, mientras más profundo baje el coloso más energía perderemos, será un proceso continuo de intentar atacarle detrás de cada una de las espinas.

Habrá momentos que las espinas electrifican nos lanzarán rayos pero el daño, no siempre será suficiente. Simplemente debemos enfocarnos a llegar a la última espina y desutilizarla.

Si debilidad principal se situará en la parte delantera del Coloso, puede que realice movimientos bruscos, pero éste es la oportunidad para bajarle lo restante de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad